No está hecho para los serbios mantener el silencio: El ámbito político

Si el dicho popular No está hecho para los serbios mantener el silencio se aplica al campo de la política serbia, las opiniones acerca de su exactitud son múltiples y se difieren entre sí.

No está hecho para los serbios mantener el silencio: El ámbito político.

En la vorágine de la política serbia: Distintas opiniones sobre el dicho popular.

“Frase generalmente conocida por los serbios y excusa barata para las repugnantes palabras, sentencias y ofensas a las cuales, más o menos, todos somos propensos”. De esta manera en el diccionario online de argot Vukajlija.com se define el dicho popular que se origina en la cultura del mismo pueblo y dice: No está hecho para los serbios mantener el silencio (en serbio, Nije srpski ćutati). Bien que, al aplicar este dicho del anterior, llamándolo de esa forma, nivel general al nivel político – las últimas décadas el ámbito político surgió como inevitable cuando se trata de los Balcanes cuya parte representa la propia Serbia – uno podría concluir que los serbios no saben permanecer en silencio en caso de la política. Pero, ¿es realmente así?

El NO de los serbios al silencio en pasado y presente

“Si eres todo un serbio contarás lo que opinas, echarás lo que piensas en cara a cualquiera, sea por arrogancia o por enfrentamiento,” escribió el periodista Ljubomir Živkov en su artículo Los recipientes de basura (en original, Skupljači otpada) publicado en el número 864 del semanal serbio Vreme. Mientras, Živkov no entendía este dicho explicado así en Vukajlija.com, sino lo interpretó como la falta de costumbre de los serbios de estar callados si no es indispensable hablar. Además, en referencia a ciertos episodios de la historia yugoslava del siglo XX – la manifestación antifascista en la capital del Reino de Yugoslavia, Belgrado (1941) y la hostilidad entre la República Federativa Popular de Yugoslavia y la Unión Soviética en la época en la que ambos estados, cada una a su modo, practicaban la ideología de Karl Marx (1948) – Živkov dio ejemplos concretos a favor de la tesis de que a menudo no hallaba silencio al tratarse de la relación serbios-política: “El serbio saltó en torno a Hitler con su famoso ¡Mejor guerra que pacto!, siete años más tarde dijo el histórico ´NO´ a Stalin cantando el Camarada Tito, nos juramos en ti”.

No obstante, tampoco es imprescindible mirar hacia el siglo pasado o a los actores políticos externos contra quienes se hablaba con el fin de encontrar ejemplos que, de distintas maneras, ilustran la validez del dicho de que no está hecho para los serbios mantener el silencio en el ámbito político. De hecho, el 6 mayo de 2012 en Serbia se celebraron las elecciones presidenciales, parlamentarias y locales. En relación con ello, de acuerdo con la Ley de elección de los Diputados, el tal llamado silencio electoral se inicia 48 horas antes de las elecciones y termina pasadas 20 horas de la jornada electoral. En resumen, el silencio electoral implica que en un período determinado se prohíben reuniones públicas, propaganda electoral a través de los medios de comunicación y publicación de los resultados de las elecciones. Pero bien, debido a unas supuestas violaciones del silencio electoral, el mismo día de las elecciones la Agencia de Radiodifusión Serbia suspendió cinco canales de televisión: dos serbios (Studio B y Kopernikus), dos bosnios (OBN y BN) y un croata (HRT). Consecuentemente, la frase de que no está hecho ni para los serbios ni, al parecer, para otros balcánicos, permanecer en silencio, incluso cuando eso es obligatorio con el objetivo de fomentar los procedimientos de votación democrática, cínicamente se repetía en todos los demás canales.

Televisivamente provocativo

Sin embargo, el mencionado dicho popular apareció en uno de los canales de televisión hace aproximadamente una década. En concreto, sirvió como título del talk show político del periodista serbio Dragan Bujošević retransmitido durante cinco años por BK televizija. “Cuando me proponieron tener mi programa autor en invierno de 2001, elegí el No está hecho para los serbios mantener el silencio ya que sonaba provocador,” comentó Bujošević en una entrevista de 2003 para el diario Glas javnosti de Belgrado. A continuación, la inspiración para este nombre la obtuvo a lo largo del gobierno del ex presidente yugoslavo y serbio Slobodan Milošević: “Era 1998 y todo el mundo estaba en silencio, nadie se atrevía a hablar abiertamente sobre ningún tema. El mismo año, a dos periodistas – Slavko Ćuruvija e Ivan Tadić – y a mí, como editor de Evropljanin, nos demandaron por ´irnos de la lengua demasiado´, después de lo cual se produjo una serie de protestas nocturnas en Belgrado. El otro periodista, Aleksandar Tijanić, las citó No está hecho para los serbios mantener el silencio. Eso significaba: ¿Por qué os calláis?”

 “La política de la violencia silenciosa”                                        

En cierto modo, la respuesta a esta pregunta viene por parte del profesor de filosofía montenegrino Stefan Đukić que vincula el dicho popular con el siguiente: El silencio es un signo de aprobación. En el texto Silencio (en original, Ćutanje), publicado en el blog Protiv negativnog, Đukić ofrece su propia perspectiva relacionada con el tema: “Hoy en día poca gente te aconsejará acerca de lo bueno o lo malo que es para ti quedarte en silencio, sino la mayoría va a tratar de aprovecharse de tu falta de expresión considerándola una aprobación tácita de cualquier problema que existe actualmente.” A continuación, si su tesis se pone en el contexto de la política, en este caso de la política balcánica y dentro de ella serbia, Đukić concluye: “Esto indica que en nuestros países se estabilizó la política de la violencia silenciosa que consigue su legitimidad de esa manera tan pérfida”.

El dorado falso

Sin embargo, saliendo fuera del alcance de los Balcanes y reflejando la situación en el mundo, parece que se halla una correlación entre el dicho popular serbio No está hecho para los serbios mantener el silencio y uno internacional – El silencio es oro (en inglés, Silence is golden; en francés, Le silence est d’or). En otras palabras, en el mundo en el que a menudo es posible oír que las poblaciones de la gran mayoría de estados son silenciadas, los serbios apenas sobreviven; según la renta per cápita (Fondo Monetario Internacional, 2012) Serbia está en el 90º lugar del mundo. ¿Representa esta situación una consecuencia de la falta de silencio en la política serbia? Es difícil de decirlo. Bien que, es todavía más difícil permanecer en silencio ante el hecho de que la emisión del programa completo de BK Televizija fue violentamente interrumpida en abril de 2006. Finalmente, si por lo menos este silencio televisivo “se dorará” para los serbios, aún queda por verse.

A partir del conocimiento que tienes sobre la política serbia, ¿crees que los serbios saben mantener el silencio en este ámbito?

Anuncios

18 pensamientos en “No está hecho para los serbios mantener el silencio: El ámbito político

  1. Pingback: Política hecha entre las mesas de cafés | Karl Ma(r)x Factor

  2. Pingback: República (bananera) de Serbia | Karl Ma(r)x Factor

  3. Pingback: El espía de los Balcanes: La (falta de la) evolución | Karl Ma(r)x Factor

  4. Pingback: No la madre, sino el padre Serbia | Karl Ma(r)x Factor

  5. Pingback: La quinta columna y sus diferentes perspectivas | Karl Ma(r)x Factor

  6. Pingback: La política serbia y el sexismo en el traje nuevo del emperador | Karl Ma(r)x Factor

  7. Pingback: Crisol de razas balcánico y los yugoslavos que sobrevivieron | Karl Ma(r)x Factor

  8. Pingback: Srebrenica bajo lupa: Sobre el revisionismo histórico y un debate abierto | Karl Ma(r)x Factor

  9. Pingback: El postre político serbio: La Revolución Yogur | Karl Ma(r)x Factor

  10. Pingback: Etnias balcánicas poco conocidas III: Los goranis | Karl Ma(r)x Factor

  11. Pingback: Los disidentes políticos más famosos de la Yugoslavia comunista | Karl Ma(r)x Factor

  12. Pingback: La imagen migratoria en Serbia y el efecto vintage | Karl Ma(r)x Factor

  13. Pingback: Charlie Hebdo, invierno en París y Chaplin como punto de partida | Karl Ma(r)x Factor

  14. Pingback: La escena política serbia y Pinocho con un coche oficial | Karl Ma(r)x Factor

  15. Pingback: Entrevista a Mónica Rikić: Lo que viene después del “Setenta y ocho” | Karl Ma(r)x Factor

  16. Pingback: Los outsiders balcánicos III: Romaníes en la universidad | Karl Ma(r)x Factor

  17. Pingback: “El espejismo yugoslavo” para los más jóvenes | Karl Ma(r)x Factor en los Balcanes Occidentales

  18. Pingback: De cuatro ciudades europeas cuya población está dividida, la mitad es de los Balcanes Occidentales | KARL MA(R)X FACTOR en Balcanes Occidentales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s