Al otro lado del espejo: Los inocentes y los idiotas útiles

  A pesar de que ambos grupos surgieron durante la Guerra Fría, los idiotas útiles desaparecieron de la escena histórica con la caída del Muro de Berlín, mientras los idiotas útiles todavía existen.

Al otro lado del espejo: Los inocentes y los idiotas útiles.

Independientemente de sus colores, las figuras más numerosas en el tablero de ajedrez son los peones.

“He escapado del paraíso de Tito para siempre.” Con esta única frase, como se indica en el texto sobre el intelectual croata y emigrante a EE.UU. Bogdan Radica (Wikipedia), empezó y acabó el telegrama enviado por Radica a su esposa Nina desde Bari justo al salir de Yugoslavia en 1945. Luego, de Bari se dirigió a Nueva York, ciudad en la cual un año más tarde al público estadounidense explicó las razones de la decepción en su estado a través del artículo La lección trágica de Yugoslavia para el mundo (en croata, Tragična lekcija Jugoslavije svijetu) publicado en la revista Reader’s Digest.

En relación con ello, el artículo de Radica immediatamente obtuvo tal importancia como uno de los primeros textos en los que se usó el término inocente útil. Bien que, no sólo los inocentes se percibían útiles en la época. De hecho, en cierto sentido a ellos se unieron los “idiotas”, contribuyendo de esta manera a que se formara el sintagma que todavía existe en el vocabulario político: los inocentes e idiotas útiles. Sin embargo, dado que su uso actual es algo distinto al del pasado, no está de más tratar de contar quién y para qué utilizaba a los llamados inocentes e idiotas después de la Segunda Guerra Mundial y quién lo hace hoy en día.

Los inocentes se quedan fuera del “paraíso”

“En el serbocroata los comunistas utilizan un nombre para los verdaderos demócratas que cooperan con ellos para fomentar las ideas ´democráticas´: inocentes útiles,” fue escrito por Radica en el artículo anteriormente mencionado. Se trataba de, según él, los intelectuales destacados que, a pesar de vivir en los países occidentales, albergaban una actitud benevolente hacia los estados comunistas ya que los consideraban más democráticos en comparación con los de su procedencia. No obstante, las autoridades comunistas supuestamente les utilizaban como un medio para difundir su propia ideología.

Una opinión similar a la de Radica la tenía el economista austríaco-estadounidense Ludwig von Mises. De hecho, tratando el tema de inocentes útiles dentro de su libro de 1947 El Caos Planificado (en original, Planned Chaos), Von Mises describió a los liberales como “simpatizantes confusos y equivocados” de los comunistas, llamados por parte de estos inocentes útiles, se explica en el texto Useful idiot (Wikipedia).

Detrás del “telón de acero”

“La pareja de los inocentes útiles en el otro bando de la Guerra Fría – en el ´mundo libre´- fueron idiotas útiles, también los intelectuales cuyas actividades e intereses coincidían parcialmente con la idea del ´mundo libre´,” narra en su texto Tontos inútiles (en original, Beskorisni mamlazi) el bloguero serbio Branimir Marković (Filozofija-info.com). Sin embargo, a pesar de que tanto unos como otros eran intelectuales-peones, el bloguero señala algunas diferencias entre los inocentes y los idiotas. De hecho, además de que subraya cierta distancia geográfica, Marković concluye su análisis con la siguiente observación: “A diferencia de los inocentes, relacionados con los ´suyos´ ideológicamente, los idiotas ni siquiera compartían la ideología de los que les utilizaban.”

Los idiotas útiles en el siglo XXI                                                              

Hoy en día, sin embargo, el término inocentes útiles ya no se usa, mientras el sentido que se asocia con los idiotas útiles parece ser más extenso que el anterior. Así, por ejemplo, en la versión española del texto Useful idiot  (Wikipedia) es posible leer una de las actuales definiciones de un idiota útil: “Este vocablo compuesto es ahora usado más ampliamente para describir a alguien que es manipulado por un movimiento político, generalmente de tendencia extremista, un grupo terrorista o un gobierno hostil, sea esa agrupación de naturaleza comunista o no lo sea.”

Pero bien, en países de habla hispana se halla otro uso del término, más específico. En concreto, como idiotas útiles a menudo se ven seguidores del líder cubano Fidel Castro que suelen viajar a La Habana como turistas o invitados a congresos y que repiten la propaganda del gobierno comunista encabezado por su hermano Raúl, aunque probablemente no tolerarían que políticas similares fuesen aplicadas o implementadas en sus países de origen, se explica más adelante en el mismo texto.

“El paraíso de los charlatanes”

Hablando de que todavía existen idiotas útiles, teniendo constancia que en el pasado cohabitaban tanto los idiotas como los inocentes, es difícil no obtener la esperanza de que en un futuro los primeros también puedan desaparecer. Sin embargo, hay que tener cuidado. Porque, como dijo el escritor irlandés George Bernard Shaw, “la política es el paraíso de los charlatanes” y en ese entorno no debería ser inusual manipular a los inocentes, idiotas o algún otro grupo “útil”. No tener en cuenta este hecho probablemente sería tan trágico como cualquier lección de Yugoslavia, sabiendo que la que Radica nombró así ciertamente no era ni la única ni la más trágica que este antiguo estado proporcionó al mundo.

¿Conoces tú alguna figura pública en tu país a la que le llamen idiota útil?

Anuncios

6 pensamientos en “Al otro lado del espejo: Los inocentes y los idiotas útiles

  1. Pingback: República (bananera) de Serbia | Karl Ma(r)x Factor

  2. Pingback: Aspectos políticos de las fiestas nacionales en Serbia y Bosnia y Herzegovina | Karl Ma(r)x Factor

  3. Pingback: Los disidentes políticos más famosos de la Yugoslavia comunista | Karl Ma(r)x Factor

  4. Pingback: El engañoso noviembre de 2015 y la posible Primavera Balcánica | Karl Ma(r)x Factor

  5. Pingback: Comunistas yugoslavos para principiantes y sobrevivientes transicionales | Karl Ma(r)x Factor en los Balcanes Occidentales

  6. Pingback: De cuatro ciudades europeas cuya población está dividida, la mitad es de los Balcanes Occidentales | KARL MA(R)X FACTOR en Balcanes Occidentales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s