Política serbia y el sexismo en el traje nuevo del emperador

Ciertas fotografías de la asesora del Ministerio de Asuntos Exteriores serbio Vanja Hadžović provocaron una polémica acerca de la existencia del sexismo en la política del país.

Política serbia y el sexismo en el traje nuevo del emperador.

¿Cuántas capas transparentes de ropa política lleva el sexismo en Serbia?

“Vanja Hadžović, asesora del Ministerio de Asuntos Exteriores, el viernes dejó el cargo debido a la campaña mediática que se estaba llevando contra ella. (…) Hadžović comenzó a trabajar en dicho ministerio en febrero, mientras unas fotografías suyas provocativas aparecieron en medios de comunicación impresos”, se expone en la noticia Vanja Hadžović dimitió (en serbio, Vanja Hadžović podnela ostavku) publicada el 24 de noviembre de este año en la página web de Radio 021. La persona en cuestión, con 27 años de edad, en varias ocasiones se le llamó “la asesora desnuda” por parte de ciertos medios serbios debido a una serie de fotografías provenientes de la red social de Facebook en la mayoría de las cuales se vestía en bañador o en ropa interior. De hecho, a principios del mes de noviembre las mismas salieron en las portadas de varios periódicos, aunque Hadžović supuestamente las había eliminado de la red antes de obtener su empleo.

Tras su publicación, las fotografías de Hadžović provocaron polémica en la opinión pública serbia ya que “si para conseguir el puesto de trabajo en la administración estatal de la República de Serbia es más importante “contar con un Currículum Vitae de calidad o con un enchufe por el cual ni las fotografías ‘desnudas’ no pueden presentar obstáculo en el camino”. Sin embargo, desde la dimisión de Hadžović, la polémica se centró en el problema de la existencia del sexismo en la política serbia, tal y como a la cuestión de si Vanja Hadžović fue víctima del mismo.

La banda musical Models y la hucha serbia

“Vanja Hadžović es víctima del sexismo presente en la política serbia, pero no es la única. La ministra Zorana Mihajlović, por ejemplo, recibió recientemente el ‘consejo’ del secretario general del Partido Democrático (PD) Aleksandar Šapić de que redujese peso. La portavoz del PD Aleksandra Jerkov comenta que los diputados a menudo se le dirigen utilizando palabras como ‘niña’ o ‘cariño’, mientras las entrevistas con la miembro del partido Serbia Nueva que formaba parte de la banda musical Models Nevena Adžemović en muchos casos se ilustran usando fotos suyas provocativas,” se narra en el texto Sexismo en la política serbia (en original, Seksizam u srpskoj politici) de Katarina Đorđević publicado el 23 noviembre de este año en el diario Politika. Además, el texto sostiene la opinión de la periodista según la cual, pese a que el aspecto físico de la mayoría de los ministros, diputados y políticos serbios en general no es atractivo, nunca se oyen comentarios negativos de su peso, “tripa cervecera” o talla de ropa. “Por otro lado, tirando una moneda a la hucha nacional cada vez que se escuchen comentarios maliciosos sobre las mujeres en la política, la deuda externa de Serbia se pagaría a través de mastercard,” se termina la columna haciendo hincapié a la información de que la deuda externa serbia en agosto de 2013 alcanzó los 26 miles de millones de euros.

El peligro de Facebook en la realidad de los tabloides

En cuanto a los comentarios acerca de las mujeres en la política, en concreto de Vanja Hadžović, en la declaración dada a Politika, el psiquiatra Zoran Ilić señala el hecho de que la vestimenta, al igual que las palabras, representa una manera de comunicarse con el mundo. “Los rasgos de personalidad son frecuentemente incompatibles con cierto trabajo público, mientras la subida de imágenes a la red social no es un acto de comunicación íntima con una persona ya que el mensaje va destinado a todo el mundo,” considera Ilić y añade que los mensajes de una femme fatale y una intelectual vestidas de la misma forma otros individuos los detectan idénticamente.

A parte, la culturóloga serbia y analista de medios Maja Vukadinović para el mismo diario dijo: “Vivimos en una realidad en el que muchos escándalos políticos comienzan a publicar fotos de Facebook en las portadas de los tabloides.”

Con las cadenas contra los prejuicios

Hablando de las portadas, dos políticas serbias más aparecieron en ellas, aunque en sus casos no se trataba de los tabloides. Concretamente, la ex miembro del Partido Liberal Democrático Biljana Cincarević salió en la portada de la edición serbia de la revista Playboy en mayo de 2005. “Cincarević posó con un pequeño vestido negro, encadenada, con el objetivo de mostrar su actitud y no lo buena que es,” se dice en el artículo Políticas desnudas en revistas para hombres – ¡un verdadero éxito en Europa! (en serbio, Gole političarke u muškim časopisima – pravi hit u Evropi!, Eizbori.com, enero de 2013).

Por razones similares, además de Cincarević, otra miembro del citado partido político hizo su aparición en la portada de la misma revista, con la diferencia de que concernía al número de febrero de 2004. “Las fotografías para Playboy fueron un experimento mío cuyo fin era acabar con los prejuicios sexistas,” explicó la política en cuestión Lidija Piroški en el texto La jefa de PLD en Novi Sad ha posado para Playboy (en original, Šefica novosadskog LDP slikala se za Plejboj, Danas, enero de 2012).

El traje nuevo de Vanja

Bien que, tanto en las fotografías como en la realidad, las cadenas no suelen ser la manera adecuada para “romper” los prejuicios en Serbia. Por lo menos así parece ya que sobre Vanja Hadžović se construyen numerosos (pre)juicios. Por cierto, su situación se asemeja al cuento de hadas El Traje Nuevo del Emperador (1837) de Hans Christian Andersen. Por un lado está la persona que, engañada o no, “se desnudó” en público y por el otro los ciudadanos que, a diferencia de la situación explicada por Andersen, no fingían ver la ropa inexistente. No obstante, teniendo en cuenta el mensaje de este cuento de hadas – no siempre es cierto lo que todo el mundo dice que es cierto – tal vez los ciudadanos de Serbia deberían preguntarse si Vanja verdaderamente estaba “desnuda” o son ellos simplemente ciegos. ¿O, a lo mejor, un sexismo transparente les ha cegado tanto que pasaron por alto el hecho de que ambas políticas aparecieron en las portadas de Playboy voluntariamente, mientras a Hadžović nadie le pidió consentimiento en relación con la publicación de sus fotografías?

¿Conoces tú el caso de Vanja Hadžović?

Anuncios

2 pensamientos en “Política serbia y el sexismo en el traje nuevo del emperador

  1. Pingback: La imagen migratoria en Serbia y el efecto vintage | Karl Ma(r)x Factor

  2. Pingback: Esperando al “Beli”: Adhesivos para los huevos de Pascua con caras de los políticos | Karl Ma(r)x Factor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s