Etnias balcánicas poco conocidas III: Goranis

Goranis son de origen eslavos y de religión musulmanes. Provienen de Kosovo y Metohija y trabajan predominantemente como pasteleros.

un grupo étnico poco conocido, goranis

Etnias balcánicas poco conocidas III: Goranis

“Algunos ex yugoslavos los tienen idealizados, dicen que han sido los más inteligentes, porque supieron mantenerse al margen de la locura colectiva. Entre la comunidad albanesa encontré comentarios semejantes, pero también algunas críticas. Su neutralidad fue vista como una ´indefinición´ interesada para salvarse,” se describe el grupo étnico gorani en el reportaje “La parte ´dulce´ de Kosovo”, de la periodista española Magda Bandera.

De hecho, se trata de la etnia balcánica que, entre otras cosas, cuenta con una especificidad en particular. En concreto, con la excepción de los musulmanes bosnios, los pomacos (Bulgaria) y los torbeši (Macedonia), los goranis representan unos de los pocos eslavos musulmanes en Europa y en el mundo.

Sin embargo, dicha especificidad no es la única en cuanto a este grupo étnico. Como otra se puede considerar el hecho de que su identidad nacional lo expresan solamente en referencia al nombre del municipio en que viven, Gora; Gora se sitúa en las laderas del sur-oeste de los montes Šar – entre Albania, Macedonia y Kosovo – y existe desde hace casi un cuarto de siglo.

Goranis entre la islamización y las migraciones

“El municipio de Gora se fundó en julio del año 1990 bajo la ley Sobre la Organización Territorial de Serbia. (…) Hasta 1999 allí residían cerca de 18.000 goranis, mientras en la actualidad son alrededor de 8.000 personas, mayormente de edad avanzada,” se dice en el artículo “Goranis – Pueblo valiente, laborioso y perseverante” (en original, Goranci – Hrabar, vredan i istrajan narod). Además, en el artículo se expone la información según la cual la reducción en el número de residentes de Gora figura como consecuencia de una emigración creciente, principalmente a Serbia central, después de la Guerra de Kosovo.

Bien que, pese a que hoy protegen sus derechos en Serbia a través del partido político fundado en 2002, Iniciativa Ciudadana Gorani, según las palabras de su presidente, Orhan Dragaš, durante la década pasada los goranis experimentaban cierto tipo de rechazo en zonas donde se empadronaban.

“Dirigiéndose a los participantes del Congreso Gorani, Dragaš explicó que esta tendencia fue particularmente fuerte después de la autoproclamada independencia de Kosovo cuando los goranis sufrieron varios ataques ya que equivocadamente se creía que se trataba de los albaneses”, se narra en la noticia “Seguiremos siendo goranis” (Ostajemo Goranci, a vi učite ko smo, Glas javnosti, febrero de 2011). La razón de esta creencia se halla en el pasado, concretamente en el hecho de que hasta la Primera Gran migración Serbia (1690), los goranis poblaban Kosovo y Metohija confesando el cristianismo ortodoxo, como los serbios. Desde entonces, gracias al proceso de islamización, lo hacen siendo musulmanes, como los albaneses.

El puente gorani entre el islam y el cristianismo

Sin embargo, a pesar de que en un momento fueron rechazados y malentendidos en Serbia, el profesor de Filosofía de la Universidad de Belgrado, Nikola Samardžić, en el mencionado Congreso Gorani presentó la opinión según la cual este grupo étnico figura como un puente entre los albaneses y los serbios, tal y como entre el islam y el cristianismo, siendo la única comunidad que reconcilia con éxito dichos “polos opuestos”.

De hecho, pese a que confiesan el islam, los goranis respetan el calendario ortodoxo y celebran ciertas fiestas cristianas. “En Navidad, por ejemplo, cocinan maíz y lo comparten con los vecinos. (…) También hacen el pastel de Navidad en el que ponen una moneda; creen que el que come el trozo del pastel en el que esté la moneda tendrá suerte durante todo el año”, escribió el académico serbio Dragoslav Antonijević en el ensayo “La identidad étnica gorani” (en original, Etnički identitet Goranaca), publicado dentro del Proyecto Rastko Gora en diciembre de 2003.

Además, como una prueba más de su apego hacia el cristianismo, en el texto se citan las palabras supuestamente pronunciadas por un gorani famoso, Sulj-capitán, cuando se estaba muriendo en 1909: “No me acuerdo de la religión nueva ni me olvido de la antigua”.

Una metáfora para la supervivencia gorani

Sin embargo, existe algo más, aparte de la religión, de que esta etnia no se olvida. Se trata de recetas con más de un siglo de antigüedad, gracias a las cuales los goranis se hicieron unos pasteleros de renombre y se mantuvieron en distintas regiones y diferentes tiempos a lo largo de los Balcanes. En relación con esto, en el reportaje “La parte dulce de Kosovo” se dice: “La palabra Balkan proviene de otras dos palabras de origen turco, que significan sangre y miel. Los 30.000 integrantes de la minoría gorani han optado por potencia la segunda y sobrevivir a su manera en esta región, la más conflictiva de Europa”.

Hablando de miel, tal y como de los tiempos buenos, para los goranis, como se suele decir en Serbia, fluía la leche y la miel en el Reino de Yugoslavia (1929-1941); debido a su estatus específico en ese estado, goranis no pagaban impuestos. Pero bien, los tiempos ya no son igual de buenos. En concreto, en Macedonia y en Albania los goranis no disfrutan del derecho de declararse así mientras, en cuanto a las autoridades albano-kosovares en Priština, a menudo se indica que éstas sí que les reconocen como una minoría étnica, aunque sólo declarativamente.

No obstante, quizás justo a causa de la miel, el pastelero Pelivan Đingić, con el que conversaba la periodista Magda Bandera, a su gente la describió de la siguiente manera: “Los goranis somos como las abejas. No nos importa el lugar ni el Estado en el que vivimos, volamos de una flor a otra sin problemas”. En el caso de Kosovo, cuyo estatus todavía se ve ambiguo – para unos es un estado independiente, para otros una provincia serbia – esta actitud es probablemente la más conveniente. Pero queda la duda de si también es la más dulce.

¿Cuál es tu opinión acerca de la neutralidad de los goranis en Kosovo y Metohija?

Anuncios

4 pensamientos en “Etnias balcánicas poco conocidas III: Goranis

  1. Pingback: La Gran Guerra en los Balcanes y dos mitos políticos | Karl Ma(r)x Factor

  2. Pingback: Charlie Hebdo, invierno en París y Chaplin como punto de partida | Karl Ma(r)x Factor

  3. Pingback: Los outsiders balcánicos III: Romaníes en la universidad | Karl Ma(r)x Factor

  4. Pingback: Los outsiders balcánicos IV: Romaníes sin intérprete | Karl Ma(r)x Factor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s