Falsos solicitantes de asilo de Serbia y la falsedad para solicitantes de asilo en Serbia

Mientras los llamados falsos solicitantes de asilo se dirigen de Serbia a la UE, al país llegan solicitantes de asilo procedentes de otras partes del mundo, muchos de ellos engañados.

Falsos solicitantes de asilo de Serbia y la falsedad para solicitantes de asilo en Serbia.

Per aspera ad astra. O, por lo menos, hacia las estrellitas de la UE y sus pasaportes.

“Yo si que quiero a Europa Occidental, pero no veo ninguna salida, no sé qué va a pasar, no puedo predecir nada. El tiempo dirá qué será de mí,” explicó en una entrevista para la Radio Slobodna Evropa (Azilanti u Srbiji: U potrazi za boljim životom, julio de 2011) cómo ve su futuro el afgano de 25 años Zakir, una de las 75 personas alojadas en el Centro de asilo de Bogovađa en Lajkovac (Serbia). Sin embargo, mientras que, por un lado, el tiempo dirá lo que va a pasar con el futuro de Zakir, por el otro también dirá si, debido a la creciente afluencia de solicitantes de asilo en Serbia, se construirá el tercer centro en el país – excepto el de Bogovađa, en Serbia existe el Centro de asilo en Banja Koviljača – que, según unas estimaciones, debe poder recibir 700 personas. Bien que, aparte del reto de la construcción de alojamiento para posibles nuevos solicitantes, en los últimos años Serbia se enfrenta a un desafío más. De hecho, el asunto en cuestión también se relaciona con los solicitantes de asilo, pero esta vez ellos provienen de la misma Serbia, mientras sus solicitudes van destinadas a distintos países de la Unión Europea (UE). En breve, se trata de los tal llamados falsos solicitantes de asilo.

“Im Westen nichts Neues”

Falsos solicitantes de asilo es un término aplicado, en este caso, a las personas mayormente de los países de los Balcanes Occidentales, entre otros de Serbia, que se dirigen principalmente a los países más desarrollados de la UE y luego pasan allí varios meses en busca de asilo. No obstante, la diferencia clave entre estos y, por decirlo así, los verdaderos solicitantes de asilo, consiste en el hecho de que los últimos provienen de estados donde sufrían una persecución basada en la afiliación étnica, religiosa o política, tal y como la pertenencia a un determinado grupo social. Se trata de una condición con la que, según la explicación de la analista de Europian Stability Initiative Alexandra Stiglmayer, dada para The Voice of America y transmitida dentro el artículo Falsos solicitantes de asilo se han convertido en una profesión (Lažni azilanti postali profesija, B92, octubre de 2012), los solicitantes de asilo procedentes de los Balcanes occidentales en general no cumplen. “De todas las nacionalidades balcánicas, casi nadie obtiene el asilo porque allí ya no existe una persecución política. (…) Pero en Alemania, por ejemplo, en el proceso de búsqueda de asilo se puede pasar más de medio año: te dan alojamiento, comida, ropa, atención médica y desde hace poco un subsidio de 420 euros para una familia de cuatro miembros”. En este sentido, la situación actual a menudo se llama “el abuso del derecho de asilo”, mientras como posible reacción de la Unión Europea a la misma se menciona la abolición de la liberalización de visados para los países de los Balcanes Occidentales, introducida a finales de 2009. Sin embargo, la mencionada propuesta no es la única.

Otro posible tipo de reacción, por ejemplo, se sostiene en la iniciativa del miembro del parlamento alemán Stephan Mayer (CSU). “El año pasado aquí llegaron 127.000 solicitantes de asilo. (…) Los solicitantes procedentes de Serbia, Macedonia y otros países de los Balcanes Occidentales representan más del 30 por ciento de ese número. Sin embargo, si nos fijamos en el número de estas personas que realmente reciben asilo, esto nos lleva al porcentaje entre 0 y 0,1. Por lo tanto, es correcto que dichos estados se declaren como países de origen seguro,” se exponen las palabras de Mayer en el texto Fin de los privilegios para falsos solicitantes de asilo procedentes de los Balcanes (Kraj povlastica za lažne azilante sa Balkana, Deutsche Welle, marzo de 2014) y se añade que en este caso sería posible tomar la decisión sobre la solicitud de asilo de algún ciudadano serbio incluso una semana después de su presentación.

De camino a Europa Occidental

Hablando de Serbia, aunque en un futuro cercano quizás será declarado como país de origen seguro, pero todavía no se puede considerar un estado seguro para los que buscan asilo en él mismo. “A finales de noviembre en la localidad de Skela, cerca de Belgrado, un alojamiento de emergencia fue incendiado después de que los manifestantes impidieron que allí se alojen unos 70 solicitantes de asilo. (…) Los manifestantes justifican sus protestas con el temor a la delincuencia, diciendo que son sólo ciudadanos afectados, no racistas, y que los extranjeros, básicamente, son bienvenidos,” se dice en el artículo Los solicitantes de asilo en Serbia: ¿Dónde ha ido a la humanidad? (Azilanti u Srbiji: Gdje je nestala ljudskost?, Deutsche Welle, diciembre de 2013). Sin embargo, la reacción de esta parte de la población local de Skela no provocó que el número de solicitantes de asilo en Serbia cae. Justo al contrario, según las palabras del director ejecutivo del Centro para la Protección de los Solicitantes de Asilo Radoš Đurović presentadas en el reportaje Viajeros de ningún sitio a ninguna parte (Putnici niotkuda za nigde, Vreme, febrero de 2011), de año a año su número va creciendo: “En 2008 fueron 52, en 2009 cinco veces más – 275, en 2010 incluso 522. Pero bien, de acuerdo a los datos operativos, por lo menos cuatro o cinco veces más personas pasan por el país sin registrarse”.

La situación en Serbia, no obstante, representa la consecuencia de un control intensivo en ciertos países de la UE, por lo que desde el principio del 2010 cada vez más inmigrantes ilegales tratan de, a través de Turquía, entrar a Grecia, luego a Serbia, de Serbia a Hungría y luego ir hacia el norte. “En el pasado, los inmigrantes mayormente entraban a la UE por Italia, España y Malta, pero Frontex, la agencia que se ocupa de la seguridad de sus fronteras, logró en gran medida detienen la inmigración por el mar,” se explica la situación presente en el reportaje con el comentario del periodista que, tal y como en Serbia, estas personas carecen de una bienvenida en la UE.

Además de no ser muy “deseables”, al mismo tiempo muchos de ellos parecen ser muy engañados. O, al menos, ese es el caso de uno de los solicitantes de asilo colocados en el Centro de Asilo en Banja Koviljača (Viajeros de ningún sitio a ninguna parte): “Ahmed, un joven palestino, se quita su chaqueta y me muestra una gran cicatriz en el cuerpo. Dice que vendió un riñón en Siria por 5,000 dolares para llegar a Europa, pero que ya no tiene dinero. Su último dólar le tomó un traficante de personas que le prometió llevar a Hungría y luego le dejó en la frontera entre dos estados”.

Entre una y ninguna semana de “mejor vida” 

La frontera entre Hungría y Serbia – la frontera entre la UE y los Balcanes y unas simbólicas puertas hoy en día relativamente cerrada para todos aquellos que, ya sea por unos pocos meses de ayuda en Alemania o por el simple deseo de una vida mejor, se arriesgan a ser llamados falsos solicitantes de asilo, a ser deportados o engañados por los traficantes de personas. Y si estas puertas se abrirán en un futuro, si no para los demás, entonces por lo menos para las personas verdaderamente afligidas de los alojamientos temporales en Serbia, como dijo Zakir en el principio del texto, el tiempo lo dirá. Quién sabe, a lo mejor un día él también se encontrará en el otro lado.

¿Estás familiarizado con los problemas de los solicitantes de asilo, sean ellos falsos o no?

Anuncios

6 pensamientos en “Falsos solicitantes de asilo de Serbia y la falsedad para solicitantes de asilo en Serbia

  1. Pingback: La imagen migratoria en Serbia y el efecto vintage | Karl Ma(r)x Factor

  2. Pingback: Cambiar el canal o no, ésa es la cuestión | Karl Ma(r)x Factor

  3. Pingback: Copos de nieve hechos de periódico y el soborno para Papá Noel | Karl Ma(r)x Factor

  4. Pingback: En marzo y abril de 2016 en KMF: Romaníes como los outsiders balcánicos | Karl Ma(r)x Factor

  5. Pingback: Los outsiders balcánicos I: Romaníes que aman canciones | Karl Ma(r)x Factor

  6. Pingback: Los outsiders balcánicos III: Romaníes en la universidad | Karl Ma(r)x Factor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s