Las inundaciones en Serbia y su reverso político

Una teoría de la conspiración, tres detenciones por la propagación del pánico y varias acusaciones de censura. Cuando se trata de la política, todo esto se presentó en la superficie del agua durante las inundaciones en Serbia del mes mayo.

Las inundaciones en Serbia y su reverso político.

Anverso y reverso de las inundaciones en Serbia.

“Mientras que las inundaciones arrasaban las ciudades ya empobrecidas en Serbia, el virus llamado ‘censura’ hostigaba por Internet. Mataba todo lo que se interpusiera en su camino,” se dice en el texto (en serbio, VUČIĆEV CV: Cenzura kao uža specijalnost) publicado a finales de mayo en la revista virtual Telepromter.rs. No obstante, la existencia de la censura en Internet, o al menos las acusaciones a las autoridades de su existencia, no representa el único problema que salió a la luz del día gracias a las recientes inundaciones. Otros figuran en cierta teoría de conspiración que trataba de explicar la causa de las inundaciones, tal y como en el arresto de tres ciudadanos de la República de Serbia por supuesta difusión de pánico entre la población a través de las redes sociales. En consecuencia, un mes desde que empezaron las inundaciones en el país, no sería demás acordarse de lo que sucedía en el ámbito público serbio – y lo que tenía política con ello – con los ciudadanos voluntarios, el ejército y la policía participando en los rescates en las áreas afectadas.

La teoría de la conspiración y el Haarp

“La teoría de que el HAARP (Programa de investigación de aurora activa de alta frecuencia) causó las inundaciones en Serbia apareció la semana pasada con las primeras olas de agua. El hecho de que el sistema HAARP cerró el año pasado y de que su última antena en Alaska fue eliminada este mes, no se menciona en ninguna parte,” se expone en el artículo Haarpeando a Serbia: ¿Quién tiene la culpa de las inundaciones? (Harpovanje Srbije: Ko je kriv za poplave, Politika, mayo de 2014). Además, en el artículo también se explica que la mencionada teoría de la conspiración se construyó sobre la base de ciertas citas del documental Los agujeros en el cielo, mientras su popularidad crecía con la ayuda de la creencia (política) que las inundaciones simbolizan una prueba más de que los EE.UU. actúan en contra de Serbia. A continuación, hablando de la popularidad ganada, a la misma indica el dato de que más de 18.000 personas firmaron una petición en Internet para que “el HAARP se retire de la tierra serbia”.

Detenciones por la propagación del pánico

Sin embargo, a diferencia de los usuarios de Internet que durante las semanas pasadas firmaban la mencionada y peticiones similares, otros ciudadanos de Serbia utilizaban la red, especialmente las redes sociales, para informarse y organizar la asistencia a las víctimas de las inundaciones, mientras unos terminaron en la policía por la supuesta difusión de pánico durante un estado de emergencia en el país. “Los sospechosos están inculpados de haber publicado informaciones falsas sobre el número de víctimas por las inundaciones. Se les acusa del delito de sembrar el pánico y del desorden en el intento, por lo que es previsto un castigo de seis meses a cinco años de prisión,” se narra en el artículo Sembrar el pánico durante las inundaciones es castigable (Kažnjivo širenje panike tokom poplava, Al Jazeera Balkans, mayo de 2014) y se añade de que se trata de tres personas. Bien que, al mismo tiempo que estas personas habían sido permitidas de defenderse desde la libertad, el caso llegó, en cierta medida, al terreno de la política. De hecho, en la opinión pública serbia aparecieron ciertas opiniones de que no habría especulaciones en las redes sociales sobre el número de víctimas de las inundaciones si las autoridades hubieran publicado oficialmente los nombres de los ahogados, así como una lista de personas desaparecidas.

El gobierno acusado de censura

Permaneciendo un poco más en el campo de la política, pero con el enfoque a las inundaciones, parece inevitable fijarse en un asunto más. Se trata de la acusación de que el gobierno serbio censuraba los contenidos mediáticos relacionados con las inundaciones; dicha acusación surgió a principios de este mes por parte de la representante de la OSCE para la Libertad de los Medios de Comunicación Dunja Mijatović. Sin embargo, incluso antes de la Mijatović, algunos medios de comunicación en el país habían escrito sobre el mismo problema. Uno de ellos era la revista Telepromter.rs que, como se dice en el texto El CV de Vučić: La censura como una especialidad, al mismo tiempo representaba uno de los sitios derribados por el gobierno debido al hecho de publicar el contenido crítico relacionado con su actuación durante el estado de emergencia: “Poco después de banear Teleprompter.rs, el texto Querido Estado, no te molestaríamos más desapareció de la página web la Drugastrana.net. (…) Luego está el caso de la TV Vaseljenska cuya web fue derribada el 21 de mayo, un día después de la caída de Teleprompter.rs. Tampoco hay que pasar por alto la expulsión de los radioaficionados que atraían una gran atención debido a la informaciones muy precisas desde las zonas inundadas”.

En respuesta a esta acusación, el primer ministro serbio Aleksandar Vučić negó la existencia de la misma en varias ocasiones y pidió una disculpa pública de la Mijatović.

Con los sonidos del agua crecida

Bien que, mientras la nación por una parte sigue esperando para ver si el primer ministro obtendrá esta disculpa y por la otra ella misma pide ayuda para recuperar al menos una parte de los daños causados, el mundo no tuvo que esperar mucho para ver la cara, o el anverso, de las inundaciones en Serbia y la región. Sin embargo, lo que muchos no lograron ver y sentir del todo es su reverso. En otras palabras, el nivel del agua sí que aumentó esta primavera en algunas partes de Serbia, pero la política parece haber permanecido en el fondo. Y mientras que los ciudadanos trataban de contribuir a que el país no termine de ahogarse, similar a la situación de la canción del cantante serbio Đorđe Balašević El blues del agua turbia, puede ser que los mencionados asuntos intentasen arrastrarlo consigo. Eso pasa cuando crece el agua turbia y las canciones se desvanecen.

¿Te enteraste de que este mayo en Serbia, Bosnia y Herzegovina y Croacia ocurrieron unas inundaciones graves?

Anuncios

4 pensamientos en “Las inundaciones en Serbia y su reverso político

  1. Pingback: La imagen migratoria en Serbia y el efecto vintage | Karl Ma(r)x Factor

  2. Pingback: Cambiar el canal o no, ésa es la cuestión | Karl Ma(r)x Factor

  3. Pingback: El ping-pong político y la oposición virtual serbia | Karl Ma(r)x Factor

  4. Pingback: Los outsiders balcánicos II: Romaníes de la Ciudad de Cartón y los del Pueblo gitano | Karl Ma(r)x Factor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s