Montenegro entre la OTAN y Rusia: La entrega del plátano político

Al aparecer en la ciudad de Podgorica el mensaje “Más vale plátano en mano que bota rusa sobre el cuello”, se planteó la pregunta qué tiene que ver un plátano con la OTAN, tal y como quienes son asignados “patriotas montenegrinos”.

el desafio montenegrino de encajar entre la OTAN y Rusia

Montenegro entre la OTAN y Rusia: La entrega del plátano político

Más vale pájaro en mano que ciento volando. O, en el caso del estado europeo más joven, “Más vale plátano en mano que bota rusa sobre el cuello”. Al menos así consideran sus “patriotas” a través de carteleras puestas a finales de noviembre del año pasado por la capital montenegrina de Podgorica en las que, bajo el signo de la OTAN, figura este dicho popular cuyo mensaje – es mejor tener poco que nada – se ve enriquecido con una connotación política. Sin embargo, mientras que una parte del mensaje – la metáfora de la bota de Rusia sobre el cuello – puede considerarse clara, la pregunta sigue siendo qué tipo de relación existe entre la OTAN y el plátano en la mano.

Masoquismo de monos potenciales

“De acuerdo con la teoría de Darwin, un plátano en la mano es la asociación hacia el lejano antepasado del hombre, el mono. Por otra parte, en el discurso político esto se considera un gran insulto y una prueba de discriminación. Por ejemplo, surgió un gran escándalo político gracias al hecho de que un parlamentario ruso publicó en las redes sociales el fotomontaje donde Barack y Michelle Obama llevan un plátano en sus manos,” se explica una de las percepciones de dicha relación en el artículo Carteleras anti-rusas en Podgorica: Una mezcla de plátano, bebé y Đilas (en original, Antiruski bilbordi u Podgorici, ili bljutavi miks banane, bebe i Đilasa) publicado el 3 de diciembre del año pasado por la revista serbia para la teoría política NSPM. Por otra parte, los defensores de la tesis de que es mejor ser un mono que estar bajo la bota rusa, el autor del artículo Pavle Vuletić reconoce en alguna de las organizaciones no gubernamentales de Montenegro cuyo objetivo es, se dice en el texto, “a través de una campaña convencer a la opinión pública de que la adhesión a la OTAN es mejor opción para este país en comparación con relaciones estrechas con Rusia”. Bien que, Vuletić no considera esta elección correcta, si no por otra razón entonces porque, como dice, “se trata de una auto ofensa, o sea los masoquistas asignados se llaman a sí mismos monos”.

Con este punto de vista – que la metáfora empleada es la del mono – se puso de acuerdo uno de los diputados del partido político montenegrino Frente Democrático Goran Danilović quien, mediante su perfil en la red social Facebook, expresó la opinión que tiene con motivo de dicho mensaje: “A partir de hoy, apoyando la campaña de la OTAN, la gente tendrá que ir descalza por la capital. (…) Ya no se utiliza ni palo ni zanahoria, ahora se corre por los plátanos sin zapatos”. La opinión anterior, a su vez, la transmitió el portal de Internet CDM el 25 de noviembre de 2015 como parte de la noticia La cartelera en Podgorica: Más vale plátano en mano que bota rusa sobre el cuello (en serbio, Bilbord u Podgorici: Bolje banana u ruci nego ruska čizma za vratom).

¿Una duda poco lógica?

No obstante, pese a que en este caso no se utiliza(ba) ni el palo ni la zanahoria, no cabe la menor duda de que se trata de enviar un (¿discreto?) mensaje político en forma de plátano. La misma, además de los ciudadanos de Podgorica, la recibió la Embajada de Rusia en el país, pese a que a ésta dicho plátano no le pareció particularmente dulce sabiendo que enseguida envió una nota de protesta al Ministerio de Asuntos exteriores e Integración Europea de Montenegro. “Desde este departamento, por su parte, se emitió la respuesta que tales mensajes de ninguna manera reflejan los valores y las prioridades de la política exterior e interna montenegrina,” se dice en el artículo Con los rusos – a borde (Sa bacuskama – zategnuto, Večernje novosti, 29 de noviembre).

No obstante, el artículo sugiere que las relaciones entre la diplomacia montenegrina y la rusa no se encontraban en el nivel más alto ni siquiera antes del acontecimiento, en su mayoría debido a una disputa entre Central European Aluminium Company (CEAC) y la empresa Kombinat aluminijuma, tal y como gracias a la unificación de Montenegro a las sanciones contra Rusia por los acontecimientos en Ucrania. Además, hasta el final de 2015 Montenegro debería cumplir las tareas con el fin de convertirse en miembro de la OTAN, se añade en el texto.

El signo de interrogación patriótico

Teniendo en cuenta todo esto, se plantea la pregunta de quiénes son, a su vez, “patriotas montenegrinos”. De hecho, la empresa de marketing Metropolis media – que se ocupó de alquilar las carteleras – no quiso revelar para Večernje novosti su identidad, mientras que el coordinador nacional para la OTAN Nebojša Kaluđerović, así como las organizaciones no gubernamentales relacionadas con el tema de la alianza, se distanciaron de los mensajes.

Sin embargo, a pesar de que sus nombres y apellidos aún no son conocidos para el público del país, los “patriotas montenegrinos” consiguieron recibir una respuesta. La respuesta provino del Movimiento por la Paz “No a la guerra – no a la OTAN” y fue en forma de carteles colgadas a principio del mes de diciembre a lo largo de varias calles de Podgorica en las que, entre otras cosas, figura justo el animal en cuestión.

República bananera como una alternativa

Con la ayuda de espejos o sin su ayuda, una cosa está clara: a los ciudadanos montenegrinos se les propone elegir entre dos opciones, la OTAN y Rusia (por lo tanto, no es de sorprenderse que el texto bajo el signo de la OTAN esté escrito en el alfabeto latino, mientras la respuesta del Movimiento por la Paz en cirílico). No obstante, si elegir lado se pinta como la opción preferida, si no la única, entonces el plátano en la mano puede iniciar una más. En otras palabras, este mismo plátano irresistiblemente recuerda al concepto de república bananera cuya elección, por cierto, podría provocar que Montenegro, a parte de ser el país europeo más joven, se convierta en la república bananera más joven de Europa. Además, quizás dicha opción triunfaría sobre la otra ya que está demostrado que, menos los “patriotas” que no utilizan nombres y apellidos cuando hacen firma, nadie, al menos públicamente, eligió ser un mono.

¿Qué vale más en tu opinión – un plátano en la mano o la bota rusa sobre el cuello?

Anuncios

8 pensamientos en “Montenegro entre la OTAN y Rusia: La entrega del plátano político

  1. Pingback: La escena política serbia y Pinocho con un coche oficial | Karl Ma(r)x Factor

  2. Pingback: Desde el Pueblo Potemkin hasta los pueblos españoles: Pueblos yugoslavos llamados por Tito | Karl Ma(r)x Factor

  3. Pingback: La actual inestabilidad política en los Balcanes y varios mitos griegos | Karl Ma(r)x Factor

  4. Pingback: El engañoso noviembre de 2015 y la posible Primavera Balcánica | Karl Ma(r)x Factor

  5. Pingback: Copos de nieve hechos de periódico y el soborno para Papá Noel | Karl Ma(r)x Factor

  6. Pingback: Los outsiders balcánicos I: Romaníes que aman canciones | Karl Ma(r)x Factor

  7. Pingback: “El espejismo yugoslavo” para los más jóvenes | Karl Ma(r)x Factor en los Balcanes Occidentales

  8. Pingback: Isadora Duncan, Karl Marx y Max Factor | KARL MA(R)X FACTOR en Balcanes Occidentales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s