La actual inestabilidad política en los Balcanes Occidentales y varios mitos griegos

No le iría mal al Gran Hermano que entiende a los Balcanes Occidentales como el famoso pelo de caballo sobre el cual está colgada la espada de Damocles por encima su propia cabeza, el pelo que se está poniendo cada vez más fino y no se sabe cuando puede romperse. Además, no es ninguna coincidencia que una película sobre los Balcanes se titule justamente El Polvorín.

periodista serbia

Stasa Durdic, periodista

“Un día una gran guerra europea va a salir de alguna maldita cosa tonta en los Balcanes,” dijo en 1888 el entonces canciller prusiano Otto von Bismarck. Sin embargo, si Bismarck hubiera sido solamente un político con una excelente capacidad de predecir cosas o, décadas antes del Asesinato de Sarajevo y el estallido de la Primera Guerra Mundial, personalmente participó en el diseño de dichos eventos, representa una pregunta para los historiadores y politólogos. De cualquier manera, dicha frase es una de las suyas más famosas, en parte debido a su veracidad comprobada en 1914, en parte debido a su aplicabilidad al momento presente y a los acontecimientos actuales en los Balcanes Occidentales.

De hecho, durante su reciente visita a Moscú, el Primer Ministro de Serbia, Aleksandar Vučić, entre otras cosas insinuó que “alguien tiene interés de mantener la región inestable,” informa el portal de Internet de Sputnik en el artículo titulado ¿Quién guarda la cerilla para los Balcanes?. La cuestión de quién hablaba Vučić, no obstante, sigue siendo sin respuesta, pese a que los acontecimientos del año en curso atestiguan el creciente nivel de la inestabilidad política en dicha región. Utilizando una de las expresiones de la mitología griega – geográficamente Grecia forma parte de la Península Balcánica, pero políticamente no pertenece a los Balcanes – la caja de Pandora estuvo abierta en el mes de mayo por los disturbios en la ciudad macedonia de Kumanovo. Dos meses más tarde siguió la propuesta del Reino Unido al Consejo de Seguridad de la ONU para que se adopte la Resolución sobre Srebrenica cuyo contenido, aunque rechazado, provocó de nuevo tensiones entre Serbia y Bosnia y Herzegovina. Por otra parte, en septiembre empezó el bloqueo de las fronteras entre Croacia y Serbia debido a las consecuencias de la llamada crisis migratoria, mientras a lo largo de Montenegro se desataron violentas protestas de los partidos de oposición junto con una parte de sus ciudadanos debido al ingreso del país a la OTAN. Además, la última noticia política de los Balcanes narra que el Tribunal Constitucional de Kosovo revalorará una de las disposiciones del Tratado de Bruselas – la formación de 12 municipios serbios – previamente firmado con Serbia. En definitiva, como lo formuló la canciller alemana Angela Merkel hace tres días en una reunión de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) en la ciudad de Darmstadt, las tensiones existentes con el tiempo pueden aumentar el riesgo de conflicto armado en los Balcanes.

De ahí de nuevo la pregunta proveniente de la revista virtual de Sputnik: ¿Quién guarda la cerilla para los Balcanes? Porque, si aceptamos el argumento de que dichas llamas estaban provocadas – sería una gran coincidencia que todas estallaron al mismo momento sin ninguna asistencia – habría que acudir a otro mito griego y, contando con mencionadas actividades de tantos Prometeos políticos balcánicos, preguntarnos quién es el Dios del que “robaron” el fuego y lo llevaron a sus ciudadanos.

Sin embargo, ya que dicha inestabilidad no tiene mucho que ver con lo sagrado, sino figura como un tema totalmente profano, otra opción sería dirigir la mirada hacia la tierra y poner el signo de interrogación por detrás de, por ejemplo, la identidad del Gran Hermano balcánico.

De hecho, los amantes del libro sin duda conocen dos obras más famosas del escritor británico George Orwell en las cuales Orwell reflexiona el funcionamiento de sistemas sociales y las maneras de gobernar: La Granja de animales y el 1984. En este contexto, no obstante, es más significativa la novela 1984 porque en ella por primera vez se menciona el concepto del Gran Hermano describiendo “la visión de un estado totalitario que participa siempre en alguna guerra para que su población se quede obedecida, entretanto la policía encierra a cada persona que cuestiona, incluso en sus pensamientos, las acciones del gobierno en poder,” se narra en el texto Gran Hermano – de la antiutopía literaria a la utopía televisiva (Paradoksija.blogspot.com). A continuación, comprando el sistema descrito con el nuestro “pueblo global”, parece que democracia, liberalismo y mercado libre se están convirtiendo en unas tendencias cuyo fin es, paradójicmente, “conquistar” el resto del mundo que no las percibe como positivas. Por su parte, la mayoría de los estados balcánicos no pertenecen a ese “resto del mundo” desde hace más de dos décadas, aunque la impresión es que “tanto grandes guerras de ayer llevadas en su territorio como las pequeñas de hoy” sirven como una manera para asegurar la constante aceptación e incluso la glorificación de las tres tendencias. Todo eso, por supuesto, por debajo de una mirada muy despierta del Gran Hermano balcánico.

Pero bien, en este texto – hasta ahora de esto se ha dado cuenta incluso el lector más optimista – no estará dicho quien podría ser él. Porque, ¿quién sería tan valiente de revelarlo públicamente si el primer ministro serbio tampoco lo hizo? (Quizás desde la distancia histórica de un siglo y medio algún histórico de la respuesta correcta de la manera de que los históricos contemporáneos hoy en día hablan de Bismarck y sus intereses en los Balcanes.) No obstante, sea cual sea su identidad, es incuestionable que el Gran Hermano balcánico consta como una figura muy poderosa, por lo que no sería demás acordarse de otro mito griego, en este caso de uno de habla sobre la inseguridad que trae una poder grande. En otras palabras, no le iría mal al Gran Hermano que contemple a los Balcanes como el famoso pelo de crin de caballo sobre el cual está colgada la Espada de Damocles por encima su propia cabeza, el pelo que se está poniendo cada vez más fino y no se sabe cuando puede romperse. Además, no es ninguna coincidencia que una película sobre los Balcanes se titula justamente El Polvorín.

De cualquier modo, escribir acerca de la inestabilidad en los Balcanes hoy en día sin tener en cuenta la presencia de su Gran Hermano no sería ni literaria ni televisiva, sino una autentica utopía política. En referencia, surge la siguiente dilema: si los disturbios de Kumanovo abrieron la caja de Pandora, ¿conseguirá (y querrá) el Gran Hermano cerrarla antes de que de ella salga la esperanza para todos nosotros? Espero que si ya que sólo en un mito griego puede ocurrir que Zeus, disfrazado de toro, secuestre la princesa fenicia Europa y le lleve a la isla de Creta. En realidad, temo, no habrá supervivientes.

¿Se puede hacer una comparación entre algún mito griego y la situación política en tu país?

Anuncios

13 pensamientos en “La actual inestabilidad política en los Balcanes Occidentales y varios mitos griegos

  1. Pingback: El engañoso noviembre de 2015 y la posible Primavera Balcánica | Karl Ma(r)x Factor

  2. Pingback: La residencia balcánica de Robin Hood suizo | Karl Ma(r)x Factor

  3. Pingback: Entrevista a Mónica Rikić: Lo que viene después del “Setenta y ocho” | Karl Ma(r)x Factor

  4. Pingback: Copos de nieve hechos de periódico y el soborno para Papá Noel | Karl Ma(r)x Factor

  5. Pingback: En marzo y abril de 2016 en KMF: Romaníes como los outsiders balcánicos | Karl Ma(r)x Factor

  6. Pingback: Comunistas yugoslavos para principiantes y sobrevivientes transicionales | Karl Ma(r)x Factor en los Balcanes Occidentales

  7. Pingback: “El espejismo yugoslavo” para los más jóvenes | Karl Ma(r)x Factor en los Balcanes Occidentales

  8. Pingback: Isadora Duncan, Karl Marx y Max Factor | KARL MA(R)X FACTOR en Balcanes Occidentales

  9. Pingback: Un repaso de los comentarios publicados en este blog a lo largo de su tercer año de existencia | KARL MA(R)X FACTOR en Balcanes Occidentales

  10. Pingback: El tercer cumpleaños del blog Karl Ma(r)x Factor en Balcanes Occiddentales | KARL MA(R)X FACTOR en Balcanes Occidentales

  11. Pingback: Cinco frases más impactantes sobre guerra en las películas de los Balcanes Occidentales | KARL MA(R)X FACTOR en Balcanes Occidentales

  12. Pingback: De cuatro ciudades europeas cuya población está dividida, la mitad es de los Balcanes Occidentales | KARL MA(R)X FACTOR en Balcanes Occidentales

  13. Pingback: La despedida y una pausa en publicaciones en Karl Ma(r)x Factor en Balcanes Occidentales | KARL MA(R)X FACTOR en Balcanes Occidentales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s